lunes, 12 de mayo de 2008

Preguntas y más preguntas


Hace unos días escuché en la radio del coche, mientras iba camino del trabajo, los resultados de un estudio que afirmaba que tanto hombres como mujeres a la hora de encontrar pareja buscamos rasgos simétricos en los rostros de los posibles candidatos, los cuales serían reflejo de mayor masculinidad o feminidad. El estudio argumentaba que nuestro subsconciente de alguna manera, se sentía atraído por la belleza, reflejada en la simetría de proporciones, lo cual se traduciría en la búsqueda de una mayor calidad genética. Volvemos a lo de siempre, más excusas para el comportamiento superficial. La verdad, es que no soy muy observador, y no me dedico a mirar el grado de simetría en los demás. No me extrañaría que dentro de poco, a alguien le diera por medir fotografías con una regla buscando puntos de simetría. No entiendo mucho de ADN, pero seguro que mis genes no son perfectos ¿Acabaremos al final como en la película Gattaca? ¿Llegará un momento en el que vayamos exhibiendo nuestro código genético o buscando el de los demás? ¿Cual es la regla que se usa para medir la belleza? ¿Por qué se hacen estos estudios? ¿Son realmente necesarios?

3 comentarios:

MaryJane dijo...

Ayyy... jm.... la verdad es que yo creo que hay algunos misterios de la vida y del ser humano, vamos de la naturaleza, que sería mejor dejarselos a los astros porque, como tú dices, ¿hasta qué punto es necesario saber esas cosas? Yo se lo que me gusta y lo que no, y creo que habría que invertir ese dinero y ese esfuerzo en otras cosas que realmente sean productivas para ganar en calidad de vida.
Un abrazo, pensador!!

salvajuan fernandez dijo...

Y yo que creía que no sabías pensar. Gattaca y el fuego eterno. Y encima escuchas programas de radio. Un filósofo vas a llegar a ser, regalador de consejos y todo lo demás. El Adn. Un lunes hablando de Adn. Eso ha estado bien.

jm dijo...

Maryjane: Es cierto, cada uno sabemos lo que nos gusta y lo que no. Ningún estudio extraño nos va a hacer cambiar de opinión.

Salva: Estoy aprendiendo a pensar. Todavía me queda un poco. Sólo tengo 30 años. Lo de escuchar la radio me viene por obligación. Dos horas de coche todos los días dan para mucho.