miércoles, 23 de abril de 2008

Una continuación

http://salvaj2uan.blogspot.com/2008/04/la-sensatez-del-tercer-gintonic.html

Lunas que cuelgan del perchero. Botones que se caen por su propio peso. Azulejos desordenados. Despigmentación. Alguien que mira. Telarañas y más telarañas en la bodega. Redes de seda que rescatan suspiros del mar de horas. La lejanía, y el brillo que se apaga tras las cortinas. Suelos crujientes y espacios reducidos. Consejos a un euro, demostraciones gratuitas. La bobina del giradiscos rozando la noche. El silencio imantado. Las naves de papel atravesando la soledad de la laguna. Y la techumbre, el artesonado, que por sus huecos deja escapar lo que queda del cielo.
Azul, como no podría ser de otra manera.

2 comentarios:

salvajuan fernandez dijo...

Olé y olé!!!!!!!!!!!!!

jm dijo...

Cuando quieras nos echamos otra