miércoles, 4 de junio de 2008

Casi de carta de ajuste


Sí, lo mío es casi de carta de ajuste. Llevo unos días algo moviditos y no tengo tiempo ni para actualizar el blog, pero bueno, la cuestión es tener algo que contar:

-Subastas de muebles que ocuparon escritores famosos. Como si la inspiración se pudiera alcanzar frotando con un abrillanta muebles la mesa de un escritor consagrado.

El viejo cuento del burro que revolucionó los habitos de lectura. Fabula moralizante para los estudiantes-estudiosos (absternerse ociosos). O el viejo método del burro que se comía los libros para asimilar mejor los conocimientos. Ese si que le echaba imaginación al asunto, y además tenía buen estomago.

Y como despedida: Radiohead: sin sorpresas

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Esos muebles no superan a los de Bullas. Seguro.

eme dijo...

La imagen, me suena a cuando la tele se quedaba sin programación

jm dijo...

Pues sí, lo de la carta de ajuste quizá sea porque me estoy quedando sin programación. Un tanto seco de ideas últimamente

supersalvajuan dijo...

Pues si estás seco, tendrás que regarte, con alcohol, por supuestos. que si no te pones mustio