sábado, 13 de septiembre de 2008

De vuelta

Como la última semana he andado bastante desconectado estudiando, tengo poco que contar, así que dejo unas cuantas fotos:

El falso perro de mi abuela, junto a una planta artificial. Esta figurita de decoración de mirada extraña lleva más de 30 años observándome cada vez que entro a su casa.



La reformulación de la teoría de los cuatro elementos en plan casero:

Aire



Agua



Fuego



Tierra

7 comentarios:

supersalvajuan dijo...

el agua tiene buena pinta. falta la foto del bar de copas de la fiesta de funcionario.

alfonso dijo...

joder(perdon), el perro me ha puesto los pelos de punta

Dante dijo...

Esa agua parece un gintonic jejeje. Los cuatro elementos siempre están presentes. Conozco a un amigo que a veces oye voces en su casa, o sea, que tiene otro elemento y todavía no se ha dado cuenta. El perro es un buen elemento, estos detalles hacen genuina a una casa.

rakel dijo...

El perro guardian,así seguro que no entran ladrones a casa de tu abuela.
Está bien tu visión de los cuatro elementos,como supersalvajuan me quedo con el agua.

jm dijo...

Tenéis razón, del agua al gintonic no hay un gran camino. En cuanto al perro es mejor no mirarlo demasiado jejeje da un poco de mal rollo.

eme dijo...

Yo también me quedo con el agua. Creo recordar que esa imagen aparecía en otra de tus entradas pero no como agua precisamente...

Homo Insanus dijo...

¿Cumpliste 31? Felicidades, tío.

Saludos.