lunes, 9 de febrero de 2009

Interruptores


Desviaciones terciarias de la luz. La noche del cometa y las largas llanuras del desencanto. El edificio de piedra protegido por la ley de patrimonio. Los visitantes parados frente a él. En sus manos, las cámaras de fotos. El motor eléctrico del zoom abriéndose paso entre tanta carne ansiosa de historia. Parece que no hay nada. Creían que no había nadie, pero de repente, cuando alguien abre la ventana, el humo escapa lejos. Muy lejos. Más allá de los jardines olvidados del pasado.

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

El pasado siempre es un hijoputa.

Lycans Laqueus dijo...

Los pelos de punta con tanta tensión voltaíca escondida n dos ojos negros por donde sale la luz y entro yo.

Un lobo con los dedos en el enchufe

eme dijo...

¿cómo has conseguido poner las letras encima de la foto?

jm dijo...

eme: Lo de las letras ha sido con ayuda del photoshop